Buscar

Buscar Buscar

09/10/2017

CÓMICS MARVEL

Daredevil, un año después

Charles Soule y Ron Garney continúan el relato de las aventuras del Hombre sin Miedo tras su regreso a Nueva York

 

100% MARVEL. DAREDEVIL: EL HOMBRE SIN MIEDO 11Arte oscuroPor más que siempre nos hayan dicho que el “Tiempo Marvel” transcurre mucho más despacio que el tiempo real, con este tercer arco argumental de su etapa, Charles Soule sitúa a un año vista el momento en que Matt Murdock abandonó la soleada California para regresar a su entorno natural, en Nueva York, en La Cocina del Infierno. Podría decirse que, doce meses después de la vuelta a casa, la situación actual comienza a asentarse para Daredevil, en paralelo con el aclimatamiento del equipo creativo que está guiando su destino en estos precisos momentos. Soule ya se siente cómodo en las mallas del Diablo Guardián y empieza a sacar partido de las mejores armas de las que dispone, y Ron Garney también ha encontrado la manera de hacer suyo el personaje, de que parezca verdaderamente Daredevil aunque ahora vista de negro, lleve botas con cordones y las manos vendadas. El héroe, al igual que ocurre con la ciudad, como bien nos recuerda Soule, está vivo, y eso significa que el cambio hace mella en él, pero siguen siendo cambios que nos permiten reconocer al justiciero ciego del que los lectores nos enamoramos, en cualquiera de las etapas anteriores, o incluso en la teleserie de Netflix.

Uno de esos cambios de cierto relieve lo hemos encontrado en la figura de Punto Ciego, el aprendiz –nos cuesta mucho llamarlo sidekick– que Matt Murdock se ha echado en esta temporada. La figura de San Chung fue uno de los aspectos más llamativos que introdujeron Soule y Garney en su planteamiento. Con anterioridad, Daredevil había dispuesto de acompañantes, pero siempre se situaban a su altura, nunca en una posición subalterna, por lo que costaba ver la manera en que aquello podría funcionar. Suponía un intercambio de la posición que ya antes hubiera adoptado Matt ante su maestro Stick. Ahora él era quien daba las lecciones, y otro quién las recibía. ¿Se preparaba la alternancia en La Cocina del Infierno, como había pasado antes con el Capitán América, Thor y Hulk y, ya durante la temporada en curso, ocurriría con Iron Man? No necesariamente, porque todo tiene un límite y porque alguno de los iconos clásicos de Marvel debe permanecer erguido en su puesto mientras todos los demás ceden el testigo. 

100% MARVEL. DAREDEVIL: EL HOMBRE SIN MIEDO 11Arte oscuroEl guionista parecía bastante consciente de la disonancia que estaba introduciendo en la sinfonía, así que optó por colocar a Sam en un lugar discreto, que no alterara en exceso el escenario, más allá de presentárnoslo como un inmigrante ilegal, siempre al borde de la expulsión del país –más ahora, en que los cambios en La Casa Blanca significan un hostigamiento de todo aquel que no tenga los papeles en regla–, pero que pese a todo optaba por convertirse en alguien dispuesto a defender a los débiles. ¿Acaso podía haber alguien más heroico, que aquél capaz de sacrificar su propia seguridad para proteger a sus semejantes? En ese sentido, Punto Ciego no es muy diferente a Joaquín Torres, el nuevo Halcón con el que cuenta a su lado Sam Wilson, si bien sus personalidades sí son del todo diferentes: frente a la impetuosidad mexicana de aquél, Punto Ciego es puro zen, por más que a veces no escucha lo que le dice su maestro. De igual manera, Daredevil no es Stick: carece de su amargura vital, de su mascarada de duro sensei que para educar a su alumno recurre sin miramientos a la tortura. Matt es amable y se preocupa, probablemente porque le hubiera gustado que Stick lo hiciera alguna vez. Pese a todo, mantiene un muro con Sam: todavía no le ha revelado su identidad secreta, no por desconfianza, sino por la dificultad que le supuso recuperarla. Ese misterio se mantiene pendiente de descubrir todavía en este tomo, dejando el tema como punto de interés para más adelante. Como siempre en la vida del Hombre sin Miedo, las verdades sólo llegan a afrontarse cuando ya no hay otra vía a la que recurrir. 

Podría decirse que, un año después, ha llegado el momento de la graduación para Punto Ciego, de que encuentre su lugar como superhéroe de pies a cabeza y deje de ser mera comparsa de una leyenda, aunque está por ver que el precio a pagar vaya a compensarle. Soule le ha buscado un enemigo a la altura, un asesino en serie que convierte sus crímenes en obras de arte. 100% MARVEL. DAREDEVIL: EL HOMBRE SIN MIEDO 11Arte oscuroHay una inmediata asociación con otros serialkillers de la cultura popular, como pueda serlo el que encarnara Kevin Spacey en Se7en (1995), el Anibal Lecter de El silencio de los corderos (1981), los divertidos casos de mil y un procedimentales televisivos o los que aparecieran en Sam & Twitch, la colección de serie negra publicada por Image con la que Brian Michael Bendis entrara en contacto con el mainstream. Soule se declara fan de la etapa que el de Cleveland desarrollara en Daredevil, pero no puede antojarse que se haya fijado demasiado en ella para llevar a cabo la suya, aunque sí en otros trabajos del autor. 

El peculiar modus operando del asesino pone a prueba los recursos tanto de Daredevil como de Punto Ciego, pero también los de Ron Garney, que debe mostrarnos las creaciones artísticas del criminal, alejadas por completo de su estilo y en las que se observan, a brocha gorda, influencias de la época surrealista de Pablo Picasso, o del más popular Salvador Dalí. La sangre del primer muerto sirve para crear un mural que trata de parecerse al Gernika... no sólo artísticamente, sino en otro detalle tan escalofriante que mejor dejarlo para la lectura del cómic. El ejercicio continúa en los siguientes crímenes, acudiendo a nuevas expresiones artísticas con las que Garney por fin demuestra hasta donde es capaz de llegar, así como que sigue mereciendo una consideración mayor que la que le han otorgado en la industria estadounidense. Entre guionista y dibujante, se apañan para hacer de este villano una propuesta sugestiva, escalofriante y con capacidad para permanecer en el tiempo más allá de esta presentación. 

Ha pasado un año, en Tiempo Marvel y también fuera de las viñetas, y el tercer arco demuestra que Soule y Garney todavía están a tiempo de dejarnos una etapa memorable, que se yerga por encima de sus titubeantes comienzos.

Julián Clemente

El tomo 100% Marvel. Daredevil: El Hombre sin Miedo 11 ya está a la venta.

enviar imprimir añadir a favoritos

19/10/2017

Novedades semanales (del 16 al 22 de Octubre)

18/10/2017

Cómics Marvel

Guardianes en medio de la guerra

Segundo volumen de las aventuras de l...

17/10/2017

Cómics Marvel

El regreso de Barracuda

Garth Ennis y Goran Parlov recuperan ...

16/10/2017

Ganador del sorteo de Marvel Superhéroes

El álbum y la caja de cromos se march...

11/10/2017

Novedades semanales (del 9 al 15 de octubre)

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>